Descripción del servicio

En el mundo de los servicios de Datacenter, existen cuatro escenarios que definen las soluciones tecnológicas usadas por las empresas. Las que van desde los servicios On Premise (locales) hasta los servicios SaaS (full externalizados). El siguiente diagrama muestra la composición de cada uno de estos escenarios:

On Premise: Los centros de procesamiento (datacenters) se alojan en las dependencias del cliente y son administrados por él. Todos los componentes son de propiedad del cliente (hardware y software).

IaaS (infraestructura como servicio): Los servidores y las comunicaciones (o máquinas virtuales) son parte de un servicio de un proveedor externo, y las capas superiores (sistemas operativos, bases de datos y aplicaciones) son de propiedad y administración del cliente.

PaaS (plataforma como servicio): Esquema en que el cliente contrata una plataforma para instalar sus aplicaciones y bases de datos, y solo éstas últimas son administradas por él. El proveedor se hace cargo del licenciamiento y la administración de las capas inferiores.

SaaS (Software como Servicio): Toda la solución es un servicio externo, incluyendo los datos y las aplicaciones. El cliente contrata toda la plataforma para sus procesos de negocio, paga una renta mensual y administra niveles de servicio.

Cuando una empresa debe tomar una decisión respecto a cuál será el escenario futuro para su desarrollo, debe considerar al menos dos puntos importantes: el costo y los niveles de servicio.

La tarea es compleja ya que, en general, las empresas no conocen sus costos internos de datacenter, por lo tanto, al momento de evaluar una solución en outsourcing comparan dos escenarios distintos.

El siguiente cuadro ayuda a considerar los parámetros involucrados en esta evaluación:

Por lo general, al momento de evaluar un servicio de outsourcing, las empresas tienden a comparar costos de equipos vs el servicio mensual de outsourcing de un proveedor, sin incluir los costos fijos que implica mantener una solución On Premise y sin considerar en la comparativa, la diferencia en los niveles de servicios.

En el tiempo, los costos de las soluciones de Outsourcing son más bajos que las soluciones On Premise, básicamente, debido a la economía de escala que alcanzan los proveedores de soluciones Cloud y al modelo de negocio basado en contratación por uso de recursos (pague lo que usa).