Talana, software chileno para la gestión de Recursos Humanos: El desafío cumplido de ser más que una herramienta

Acelerar el proceso de transformación digital de las empresas y que este sea amigable es lo que logró Talana en el ámbito de gestión de personas, manejo de contratos, conteo de horas trabajadas y solicitud de vacaciones, entre muchos otros. Sus más de mil clientes comprueban que, además de reducir costos, aumentar la eficiencia y productividad, esta es una herramienta que mejora la relación con sus trabajadores.

“La tecnología es realmente eficiente y está bien aplicada cuando su usuario deja de verla”, afirma Pablo de la Barra, cofundador de Talana al explicar los inicios de esta plataforma. “Al encender el microondas nadie piensa en las ondas que hacen vibrar las partículas de agua, simplemente aprieta el botón para obtener el resultado esperado. Con la creación de este software nos basamos en ese principio, es decir, en querer hacer que procesos complejos, como es la elaboración de un finiquito, se transformen realmente en algo muy sencillo y que le haga la vida muy fácil al usuario”.

Hasta antes de Talana había tecnología para abordar el tema de recursos humanos, pero siempre poniendo el énfasis en la herramienta más que en la simplicidad de la usabilidad. Fue entonces cuando De la Barra junto con su socio José Antonio Akel, ambos ingenieros industriales de la Universidad Católica, identificaron una oportunidad de negocio.

Lo primero fue la creación del software que con una interfaz muy sencilla -lo que incluye hasta la preocupación por incorporar la menor cantidad de botones posible- soluciona el problema de la administración de recursos humanos en muchas empresas. A partir de ahí el valor agregado fue ofrecer un servicio personalizado. “Nosotros no vendemos una licencia de software y listo. Entregamos un servicio tan cercano que si hay dudas o algo no funciona el problema no es del cliente, sino que nuestro”.

La metodología de Talana es muy rigurosa en esto y es por eso que desde sus inicios, la figura del encargado de la experiencia del cliente que vela por la excelencia en la calidad de la atención es parte del ADN de la compañía. “Nos importa que la gente lo pase bien y no tenga problemas. Presentamos una tecnología humanizada, en la que siempre hay un persona detrás para solucionar cada uno de los inconvenientes que se presenten”, subrayan ambos socios.

Los alcances de Talana

El pago de remuneraciones fue una de las primeras funciones de la plataforma, pero hoy las herramientas se han expandido para dar una solución integral a las empresas en sus procesos de transformación digital en el área de recursos humanos. Así según las necesidades requeridas por las propios clientes, han incluido nuevos módulos que van desde marcar la asistencia a través de la georeferenciación del celular, la elaboración de contratos digitales, el uso de la firma digital, la disponibilidad de las liquidaciones de sueldo en línea, los aguinaldos, el otorgamiento de beneficios hasta el control de préstamos a los empleados, entre otros.

Otro elemento relevante y muy demandado por sus clientes es el reporte automático. Con Talana es posible tener todos los datos relacionados con la gestión de personas en un mismo lugar de manera concisa y muy gráfica.

Hoy está la tecnología para hacer todo esto, hay más celulares que personas y desde un smartphone es posible facilitar enormemente cada uno de los trámites que se requieren en esta área.

A la fecha entre sus clientes cuentan con empresas de tan solo diez personas hasta organizaciones con más de siete mil empleados de los más diversos rubros como son el retail, salud, educación, salmoneras, mineras, consultoras, construcción y más. “Nadie puede no pagar las remuneraciones, entonces dimos una solución a un ámbito indispensable”, afirma Pablo.

Y así lo confirma el exitoso desarrollo del negocio que desde siempre se ha ajustado a la perfección a cada una de las proyecciones iniciales, incluso superándolas. En pocos años hasta el espacio físico no ha dado abasto al ritmo de crecimiento y en cuanto a su expansión internacional, Talana ya cruzó las fronteras para instalarse en Perú, prontamente en Colombia y otros países de la región en un futuro no muy lejano.

El éxito también lo confirma el índice de satisfacción NPS que sobre la base de la única pregunta con qué probabilidad recomendaría Talana a un amigo o colega, los sitúa en un alto rango de satisfacción, evaluando su calidad de servicio como excelente. Hecho que de paso derriba el mito de la reticencia que generarían estos cambios en los trabajadores.

La tecnología ya está al alcance de todos, incluso el marco jurídico está a la vanguardia en las regulaciones, la transformación digital empezó y no hay vueltas atrás. “En este contexto nuestro valor agregado es mostrar cómo los procesos pueden llevarse a cabo de manera más simple, con toda la flexibilidad que se requiera en el camino de la implementación y con el horizonte de hacer la vida más fácil siempre”.

En síntesis una serie de hechos que para sus creadores plantean “problemas felices” y desafíos que afrontan con un espíritu único e innovador.

La filosofía detrás del crecimiento

El rápido crecimiento que ha tenido Talana pone una alerta a sus fundadores: mantenerse firmes en sus convicciones y fieles a la “cultura Talana”, pues están seguros que a ella le deben el éxito.

Por eso, por ejemplo, en este periodo de expansión ponen especial cuidado en la selección de las personas que trabajarán con ellos.

“Si alguien viene a una entrevista y no se ríe durante la conversación no la contratamos. Queremos gente feliz trabajando y pasándolo bien en lo que hace, porque eso se refleja directamente en el servicio que entregamos a los clientes”, explica De La Barra.

Las personas que se unen al equipo de Talana no solo son seleccionados por su currículum, sino que por sobre todo por su empatía y amabilidad a la hora de dar respuesta a las distintas necesidades.

Según Pablo De La Barra, esta es una empresa en la que nadie dice lo que hay que hacer hoy en la mañana, ni si la persona lo está haciendo bien o mal. “Contratamos adultos que son responsables, que disfrutan en su trabajo y hacen de todo para que a la Talana le vaya bien. Aquí no hay oficinas, no hay estructuras rígidas, cada uno está naturalmente en lo que le gusta hacer y en cuanto a organización hay una relación lineal, que invita a la colaboración natural y espontánea entre todos”.

De hecho, según explica el ejecutivo, “en la vida diaria y personal funcionamos así, y es el modelo que aplicamos en esta empresa también. Si alguien es de soporte y tiene una idea para marketing, bienvenido sea. La empresa es un ente dinámico donde cada uno aporta lo mejor de sí, y cuando eso pasa, el resultado es infinitamente más potente que si existe una organización extremadamente estructurada en la que la persona solo puede hacer una actividad. En este esquema cada persona florece desde su fortaleza y no desde el rol en el que se le tiene encasillado. Se reconoce a las personas como personas y no como recursos”.

Ficha técnica Talana

Plataforma desarrollada 100% en Chile para la gestión de Recursos Humanos

Fundadores: Pablo de la Barra y José Antonio Akel, ambos ingenieros de la Universidad Católica.

Características:

Con una interfaz simple y usable, tanto trabajadores como jefes y encargados de Recursos Humanos pueden tener en la plataforma un registro con todos los datos y trámites de cada miembro de la compañía como:

– Horario de llegada, el cual queda marcado una vez que el trabajador se enrola en la aplicación mediante un sistema GPS que ubica la sucursal a la que se accede.

– Los aumentos de sueldos.

– Las fechas de solicitud de vacaciones.

– Pago de remuneraciones con el detalle exacto de descuento y prestaciones.

– Firma de los anexos de contrato.

– Tramitación expedita de enrolamiento o abandono de la empresa.

-Generación automática de reportes de gestión.

Este perfil personal es visto por administrativos y por el propio trabajador para entregar información inmediata y fidedigna de sus acciones en la empresa.

Talana incluye la creación de una firma electrónica que permite al trabajador autorizar papeles o realizar trámites desde su celular, computador o tablet.

Los beneficios de Talana

– Gestión de recursos humanos más eficiente simplificando procesos.

– Reducción de costos, incluido el uso de papel.

– Disminución de errores o desfases, por ejemplo, con los cambios en la legislación.

– Disponibilidad de información almacenada en la nube 24/7.

– Claridad en la relación y en la comunicación con los empleados, de manera que se favorece la relación dentro de la empresa.

– Automatización y digitalización de procesos y documentos.

Llamado

“Queremos que los temas operativos de Recursos Humanos dejen de ser un tema conflictivo y de a poco comiencen a hacerse invisibles, que las personas usen en forma natural las herramientas que ponemos a su disposición, descansando en que los cálculos complejos son desarrollados por Talana”, Pablo de la Barra, cofundador de la empresa.