Tiempos de teletrabajo

Cuando en Chile estalló la crisis social en octubre de 2019 y en marzo comenzó la alerta sanitaria por el coronavirus, la imposibilidad de cumplir un horario laboral con normalidad, hizo que surgiera con fuerza el teletrabajo. Una opción que dada la necesidad, incluso se convirtió en ley.

 1. ¿Qué es?

El teletrabajo es una forma específica de contrato de trabajo regulada en nuestra legislación laboral para aquellas funciones que se realizan por medios informáticos o de telecomunicaciones, preferentemente (pero no exclusivamente) en un lugar distinto a la empresa u organización.

 2. Condiciones para su funcionamiento

• Que sea un trabajo que se realice por medios informáticos o de telecomunicaciones.
• Desde la aprobación de la ley, pueden teletrabajar quienes están sujetos a jornada semanal completa (máximo 45 horas) o parcial (máximo 30 horas). Antes el Código del Trabajo lo limitaba solo a contratos no sujetos a jornada. La ley también lo extiende a todos los trabajos que se puedan hacer en un lugar distinto a la empresa, no solo a aquellos por medios informáticos o de telecomunicaciones.
• Los servicios se prestan preferentemente fuera del lugar de trabajo. Frente a esto lo más recomendable en condiciones normales es combinar teletrabajo con jornadas presenciales para que la persona mantenga el vínculo con la organización y pueda compartir ideas con sus compañeros de trabajo.

3. Ventajas

• Trabajar parte del tiempo (o la totalidad) en la casa o en otro lugar acordado, lo que hace que la condición laboral espacial -lugar- se adapte de mejor manera a las necesidades personales o familiares de quienes trabajan.
• Permite ahorrar el tiempo de traslado diario y el estrés que implica, mejorando la calidad de vida de las personas. También permite que disminuya la contaminación ambiental y el colapso del transporte.
• La presencia en la casa hace que el trabajo sea compatible con los deberes de cuidado de la familia, abriendo la puerta al mercado laboral formal a mujeres.
• Según distintos estudios aumenta la productividad en promedio en un 15%.

3. Situación en Chile

Se usa muy poco. Si bien en Chile el 81% de las personas teletrabajaría (Cadem) solo el 1% tiene alguna modalidad de trabajo a distancia (Ministerio del Trabajo). Lo que hace falta es terminar con miedos infundados, que las empresas rompan la inercia cultural y se atrevan. Sin duda, la crisis sanitaria dará un impulso para ello.

Entrevista: Francisca Jünemann,
Directora Ejecutiva Fundación ChileMujeres.